Tratamientos naturales para el cerebro

El agua en forma de baños y de fricciones, y el sol, ejercen una influencia sanadora sobre el cerebro.

 

Remedios naturales

 

Baño de pies calientes

El baño de pies caliente es un remedio sencillo y eficaz para descongestionar el cerebro, aliviando la pesadez y el dolor de cabeza.

 

 

Efectos

• Descongestivo.
• Sedante y relajante sobre todo el organismo, debido al reflejo que se produce desde los pies.

Indicaciones

• Dolor de cabeza.
• Nerviosismo.
• Insomnio.

Temperatura del agua: De 36 a 40 °C (de 97°F a 104 °F).

Duración: De 10 a 15 minutos.

Terminación: Friccionar los pies con un paño empapado en agua fría y colocar calcetines de lana.

Ejecución: Hasta tres veces al día.

 

Bolsa de hielo en la cabeza

Tratamiento Natura para el Cerebro
La bolsa de hielo en la cabeza reduce la inflamación y la congestión en el cerebro.

Efectos

• Descongestivo.

Indicaciones

• Accidente cerebrovascular: Como tratamiento de urgencia, contribuye a reducir la temperatura del cerebro y prolongar así la supervivencia de las neuronas que han quedado sin sangre.

• Hemorragia cerebral por accidente cerebrovascular o por traumatismo cerebral, para reducir la hemorragia mientras se obtiene atención médica.

Precaución: Colocar siempre una toalla o paño sobre la piel, para protegerla del frío excesivo.

 

 

Baño de sol

La exposición a la luz solar equilibra el sistema nervioso y activa todo el metabolismo.
El sol hace que se sintetice vitamina D en la piel, lo que mejora la absorción del calcio.

Efectos Remedio Natural para el Cerebro con Sol

• Antidepresivo.
• Inmunoestimulante.
• Mineralizante.
• Antianémico.

Indicaciones

• Depresión y astenia.
• Desequilibrio neurovegetativo.
• Baja de defensas.
• Raquitismo y osteoporosis.
• Anemia.

Precauciones: La exposición al sol debe de ser progresiva en cuanto a tiempo y a superficie de piel expuesta, con períodos de descanso.

Conviene comenzar exponiendo los pies y las piernas durante 5 a 10 minutos, e ir aumentando cada día la piel expuesta y
el tiempo, hasta llegar a exponer todo el cuerpo (excepto la cabeza) durante dos horas al cabo de 10 días.

• Cubrir siempre la cabeza.
• Usar filtros solares para las zonas más sensibles de la piel, aplicándolos al menos media
hora antes de tomar el sol (su efecto no es inmediato).
• Usar gafas de sol.

Contraindicaciones

• Fotosensibilidad por estar tomando ciertos medicamentos, o por otras causas.
• Cáncer de piel.