Aceite de Germen de Trigo

El aceite de germen de trigo se puede extraer mediante varios procesos a partir de los granos de trigo. Es un gran fuente de Vitamina E con aplicaciones cosméticas y terapéuticas como ejemplo.

Prácticamente contiene unas cantidades de Vitamina E superiores a cualquier otro aceite y con propiedades nutritivas sin igual, por lo que se aplica de forma común en recetas de belleza por ser antioxidante, ayudando cuando se mezcla con otros aceites a preservar el producto final sin necesidad de añadidos.

 

Aceite de Germen de Trigo

 

Aceite ideal para masajes

En combinación con otros aceites como puede ser el de Almendra, en una proporción no superior al 12% (una mayor proporción podría quedar rancio), el aceite de germen de trigo proporciona grandes beneficios en sesiones de masajes.

De la misma manera, estas mezclas de aceite rebajado se puede usar para hidratar cuerpo, rostro, zonas de piel sensible o zonas resecas.

 

Aceite de Germen de Trigo para Cabello, Uñas y Piel

El Aceite de germen, aun tiene más beneficios que aportar a nuestro organismo y entre ellos están:

– Fortalece las cutículas de la uñas y también las suaviza. Se suele aplicar mezclado.

– Proporciona brillo para el cabello y lo fortalece  Se suele aplicar con masajes suaves en el cuero usando siempre una mezcla de aceites para facilitar la eliminación con el lavado.

 

Para tu belleza…

Nos hemos referido antes a las propiedades antioxidantes del aceite de germen de trigo cuando se mezcla con otro aceite pero en lo que se refiere a su propia conservación, requiere estar refrigerado para conservar sus propiedades óptimas en todo momento.

El aceite de germen de trigo sin estar refinado y conservado en frío presenta un fuerte olor característico y es bastante espeso.

 
Crema con Aceite de Germen de Trigo

 

 

 

De manera que la forma más común de aplicar esta fuente de Vitamina E es a través de productos que mezclan el aceite de trigo con otros aceites o ingredientes y así facilitar su aplicación directa sobre la piel.

 

 

 

 

Beneficios en belleza

– Por sus propiedades nutritivas, se usa para hidratar la piel.
– Ayuda con ciertas dermatitis.
– Se aplica sobre cicatrices, úlceras e incluso quemaduras para mejorar la regeneración de los tejidos.
– Multitud de aplicaciones en productos anti-envejecimiento.