Cómo mejorar la memoria I

Existen pruebas de que ciertos alimentos logran frenar el deterioro de la memoria asociado a la edad.

Aunque muchos se quejan de su mala memoria, sírvales de consuelo el hecho de que una cierta pérdida de memoria puede resultar ventajosa.

El olvido parcial es necesario y saludable. Recordarlo todo es nocivo para la salud mental, e incluso para la felicidad.

Alimentos para mejorar la memoria

Vitamina E para la memoria

Mejorar la memoria - Vitamina E

Mejorar la memoria – Vitamina E

El germen de trigo y su aceite, las almendras y otros frutos secos, las semillas de girasol, y el aceite de oliva virgen son algunos de los alimentos más ricos en vitamina E. Todos ellos resultan tanto o más efectivos que los suplementos para elevar el nivel de vitamina E en la sangre y en el cerebro, con lo que mejora el funcionamiento neuronal.

Un estudio realizado en la Universidad de Indiana (Estados Unidos) con 4 809 mayores de 60 años, mostró que el nutriente que más influye en la memoria es la vitamina E.

Cuanto más bajo es el nivel de vitamina E en la sangre, mayores son los problemas de memoria.

El papel de la vitamina E se explica teniendo en cuenta que es un potente antioxidante que neutraliza los radicales libres que dañan a las neuronas. Además, la vitamina E favorece la estabilidad de las membranas celulares de las neuronas, con lo que estas mantienen mejor los recuerdos.

 

Vitamina C para la memoria

Mejorar la memoria - Vitamina C

Un estudio realizado en la Universidad de Berna (Suiza) muestra que las personas de más de 65 años con niveles altos de antioxidantes tales como la vitamina C y el betacaroteno en la sangre, tienen mejor memoria.

Los kiwis, los cítricos, y las frutas en general son buenas fuentes naturales de vitamina C, y muchos de ellos también aportan betacaroteno como la naranja y el mango.

 

Betacaroteno para la memoria

Mejorar la memoria - Betacarotenos

Betacarotenos

Las zanahorias, los mangos, las naranjas, los albaricoques y las calabazas o zapallos son buenas fuentes de betacaroteno. Un estudio con 5 182 mayores de 55 años realizado en la Facultad de Medicina de la Universidad Erasmus de Rotterdam (Holanda) mostró que aquellos que ingieren menos de 0,8 mg de betacaroteno al día tienen una probabilidad casi el doble de sufrir deterioro de la memoria, desorientación y dificultad para la resolución de problemas, que aquellos que consumen 2,1 mg o más.

Ingerir más de 2 mg de betacaroteno diarios no es nada difícil, pues con solo 100 gr de zanahorias (cruda o cocidas) ya se obtienen 2,8 mg.

 

Frutas ricas en antocianinas

Los arándanos, las moras, las aceitunas negras, las grosellas y las fresas son ricas en antocianinas, pigmentos vegetales de color azulado o rojizo.

Mejorar la memoria - Antocianinas

Mejorar la memoria – Antocianinas

Las antocianinas son flavonoides polifenólicos de fuerte acción antioxidante.

Un estudio realizado en la Universidad de Barcelona (España) con animales de experimentación ha comprobado que estos pigmentos vegetales atraviesan la barrera hematoencefálica y entran dentro de las neuronas, específicamente en las partes del cerebro relacionadas con el aprendizaje y con la memoria.

En las neuronas, las antocianinas de los arándanos y otros frutos de color azulado rojizo regeneran los delicados mecanismos bioquímicos que sirven de soporte a la memoria, gracias a su acción antioxidante y neuroprotectora.

 

Hidratos de Carbono de índice glucémico bajo

Pertenecen a este grupo el muesli y otros preparados a base de cereales integrales, el plátano y los tubérculos como la yuca. A lo largo de las 3 o 4 horas que dura su digestión, proporcionan un nivel bastante constante de glucosa en la sangre, lo que mejora el rendimiento cerebral.

Resulta especialmente beneficioso comer este tipo de alimentos en el desayuno, para evitar el decaimiento que suele producirse a mediodía debido a la bajada en el nivel de glucosa.

Un nivel bajo de glucosa en el cerebro enlentece la síntesis de acetilcolina en las neuronas, uno de los principales neurotransmisores, necesario para la memoria y las otras funciones cognitivas.

 

Ácidos grasos OMEGA-3 para la memoria

Mejorar la memoria - Omega 3Un estudio realizado en la Universidad de Siena (Italia) muestra que los suplementos de omega-3 tomados durante 35 días mejoran la atención y la memoria así como las funciones intelectuales en sujetos sanos.

Este efecto es debido a que estos ácidos grasos favorecen la estabilidad de las membranas celulares de las neuronas y la transmisión de los impulsos nerviosos entre las sinapsis.

Las mejores fuentes alimentarias de los ácidos grasos omega-3 son el pescado, las semillas de lino, las nueces y la soja.